NATIONAL GEOGRAPHIC MOSTRARÁ AL MUNDO EL TRABAJO DE CONSERVACIÓN QUE SE REALIZA EN BALTRA.

Los artículos periodísticos serán difundidos a nivel mundial en la revista National Geographic. en las próximas semanas.

_DSC4698©Thomas P. Peschak

Jorge Rosillo, gerente de ECOGAL, junto a periodista de National Geographic y personal de Proyecto Galápagos Verde 2050.

 

Un equipo periodístico de la revista internacional National Geographic visitó las islas Galápagos con el objetivo de obtener información sobre los diferentes proyectos que se realizan para conservar los ecosistemas marinos y terrestres del archipiélago que fue declarado como el primer Patrimonio Natural de Humanidad por la UNESCO en 1978.

 

Parte de su trabajo periodístico lo desarrollaron en la isla Baltra, donde la Fundación Charles Darwin y la Dirección del Parque Nacional Galápagos con el apoyo de diferentes socios estratégicos como ECOGAL, Fuerza Aérea Ecuatoriana, Armada del Ecuador y la Agencia de Regulación y Control de la Bioseguridad y Cuarentena para Galápagos ejecutan el proyecto Galápagos Verde 2050, que busca restaurar ecológicamente ecosistemas afectados como el de la isla Baltra, que enfrentó un severo deterioro durante la presencia de soldados norteamericanos durante la segunda guerra mundial.

 

Galápagos Verde 2050 tiene como característica principal el uso de tecnología, que permite que las plantas y los árboles puedan crecer en condiciones áridas.  Las plantas  son elegidas por el rol que cumplen en el ecosistema; en el caso de la isla Baltra las seleccionadas son: Acacias, Burseras, Castelas, Opuntias, Parkinsonianas, entre otras.

 

El Aeropuerto Ecológico de Galápagos cuenta con las cajas Groasis, que son parte del Proyecto Galápagos 2050, en los jardines aledaños a la terminal de pasajeros y en un corredor ecológico en la cabecera norte de la pista de aterrizaje.  Esta acción se suma a nuestro compromiso con el entorno natural y hace eco de nuestro lema “Pensamos Verde, Construimos Futuro”.

_DSC3356©Thomas P. Peschak

La meta principal de la primera fase del proyecto Galápagos Verde 2050 en Baltra es cubrir 5 hectáreas utilizando especies claves y únicas de la propia isla.

Día del Sol

El sol es una de las fuentes de energía y vida más importantes del planeta.  Es el responsable de muchos de los procesos naturales de la naturaleza que nos genera los recursos para vivir.  En los últimos años se ha convertido en una fuente de energía renovable, vital para frenar el cambio climático.

El Día de sol tiene como objetivo fomentar su uso y evitar que el calentamiento global continúe con la extinción de animales y plantas de nuestros ecosistemas.

El aeropuerto Ecológico de Galápagos utiliza paneles solares que alimentan la terminal aportando así, con el cuidado a nuestro planeta.

Día Mundial de la Tortuga Marina.

Las tortugas marinas ocupan un papel importante en el equilibrio de los ecosistemas, porque son las encargadas de mantener controladas las poblaciones de algunos organismos que habitan en los océanos. También son las responsables de que las payas permanezcan fértiles porque durante la desovación intercambian minerales entre el océano y la superficie.

La conservación de esta especie se ve amenazada por  la caza furtiva y la destrucción y contaminación de sus hábitats. Se han implementado planes para la conservación de las tortugas marinas que han dado buenos resultados pero aún falta mucho por hacer y todos los seres humanos que habitamos este planeta tenemos la responsabilidad de ayuda a mantener el equilibrio ecológico.

Día Mundial de los Océanos.

Los océanos son un pilar fundamental para mantener el equilibrio de todos los ecosistemas, en ellos encontramos una gran cantidad de seres vivos y es una fuente de recursos alimenticios para el ser humano.

La ONU ha definido como lema de este año: “Unos océanos sanos, un planeta sano”, para que todos los seres humanos tomen conciencia del daño que provocan alguna de las actividades cotidianas que realizamos como la pesca ilegal, las prácticas de acuicultura insostenibles, la contaminación marina y la destrucción del hábitat y las especies exóticas, así como el cambio climático y la acidificación de los océanos, tienen un impacto negativo sobre los océanos y los mares.