Solitario George es homenajeado con hito histórico de conservación

La historia del Solitario George sin duda fue un hecho que marcó el inicio de muchos esfuerzos por recuperar la flora y fauna endémica de las islas Galápagos. George fue el último sobreviviente de su especie, que fue extinta por la actividad humana y las especies introducidas.

Aún después de su muerte, el solitario George sigue siendo un símbolo de los esfuerzos que hacen los científicos nacionales y extranjeros para conservar las especies amenazadas. Como homenaje a George el sábado 27 de Junio se llevará a cabo la histórica reintroducción de 205 tortugas a la isla Santa Fe, luego que los quelonios originales de esta isla desaparecieran hace 150 años.

Las jóvenes tortugas que serán liberadas son de la especie Chelonoidis hoodensis y tienen entre 4 y 10 años de edad, y han sido criadas  en el Centro “Fausto Llerena” de Santa Cruz. Todas estas tortugas pasaron por un proceso de medición, pesaje, marcación y colocación de un pit de identificación para poder hacer un seguimiento de su desarrollo en su nueva hábitat. Dentro de este grupo de especies, existen 40 individuos que poseen un GPS para proporcionar datos exactos de las rutas y actividades de las tortugas en la isla.

El Solitario George y su legado.

El cuerpo embalsamado del Solitario George se encuentra en el laboratorio de taxidermia  de George Dante, en Nueva York. El proceso al cual ha sido sometido el cuerpo de George para su conservación, terminará en aproximadamente 120 días, luego de este periodo podrá retornar al Circuito Fausto Llerena, donde habitó los últimos 40 años de su vida.

Fuente: Parque Nacional Galápagos.

Foto: Parque Nacional Galápagos.

Tercer aniversario de la muerte del Solitario George.

La muerte de uno de los iconos de las famosas Islas Galápagos, el Solitario George, fue un tema que dio la vuelta al mundo.  Hoy, hace tres años, la legendaria tortuga moría sin dejar descendecia y su especie, Geochelone Abingdoni, desapareció por completo a pesar de los esfuerzos que se hicieron para lograr que se reproduzca.

En el siglo XVIII los balleneros empezaron con el exterminio de la familia de George, y a inicios del siglo XIX, esta especie sufrió la devastación dejada por las cabras. En 1972, George fue hallado en la isla Pinta, justo cuando su especie se creía extinta, por eso recibió el nombre del solitario George, ya que fue la única encontrada desde entonces.

La muerte de George y la desaparición de su especie, es un llamado para doblar esfuerzos de conservación de las especies sobrevivientes y mantener el equilibrio de los ecosistemas.​

El hábitat de las iguanas rosadas no sufrió daños por la erupción del volcán Wolf.

El día 12 de Junio se realizó un monitereo en el hábitat de las iguanas rosadas para identificar si había daños por la erupción del volcán Wolf. Un grupo de guardaparques y técnicos del Instituto Geofísico Nacional (IGN) de la Escuela Politécnica Nacional se desplazaron en helicóptero, desde el Aeropuerto Ecológico de Galápagos, hasta la cumbre del volcán Wolf.  Luego de verificar el sitio, pudieron encontrar cinco iguanas rosadas y dos amarillas, de las cuales se obtuvo muestras de sangre, peso y medidas morfométricas para poder identificar posibles afectaciones por la actividad volcánica.

Las muestras de sangre han sido procesadas para que sean enviadas a la Universidad Tor Vergata de Italia, para que sean analizadas y verificar el estado de salud de estas especies únicas en el mundo; se estima que los resultados estén listos dentro de un par de semanas. Los registros de peso de las iguanas se muestran normales en comparación con monitoreos anteriores.

El hábitat de las iguanas rosadas no presenta ningún rastro de actividad volcánica, no se encontró ceniza ni otro material de la erupción. Los técnicos del geofísico informaron que la actividad del volcán sigue, pero la DPGN y el Instituto Geofísico mantienen una vigilancia constante.

Fuente: Dirección del Parque Nacional Galápagos.

Foto: Dirección del Parque Nacional Galápagos.

Otro gran paso para la conservación de las tortugas Galápagos.

Las tortugas Galápagos de la isla Santa Fe desaparecieron hace 150 años, por esta razón la Dirección del Parque Nacional Galápagos y Galapagos Conservancy  introducirán el próximo 5 de junio a 207 ejemplares de la especie Chelonoidis hoodensis, de la isla Española, esta especie tiene características similares a la especie extinta de esta isla.

Las tortugas que serán liberadas tienen entre 4 y 10 años de edad y fueron criadas en cautiverio en el Centro de Crianza Fausto Llerena y a 40 de estas tortugas se les colocara un GPS, para poder monitorear sus movimientos dentro de su nuevo hábitat.

Fuente: Parque Nacional Galápagos.